E.P.S. EN COLOMBIA.POR: Carolina Zona :D
Para empezar a hablar sobre las E.P.S en Colombia, es necesario hablar sobre el sistema de salud del país, el cual es regido y administrado por el estado a través del Ministerio de protección social, bajo la ley100 de 1993, en el segundo libro el cual reglamenta el sistema de salud actual del país. Esta reforma tubo como fin evitar el monopolio del estado sobre la salud y permitir al sector privado invertir por medio de la creación de empresas prestadoras de salud, y con ello creación de subsidios para cubrir en salud a la población con menos recursos.
Esta ley ha tenido varias modificaciones la primera en el 2007 la ley 1122 la cual a grandes rasgos tiene como objetivo reajustar el sistema de salud, mejorando los servicios y fortaleciendo los programas de salud publica.
La segunda en el 2011 la ley 1438 la cual menciona un fortalecimiento del sistema de salud, una unificación del plan de beneficios para todos los residentes, universalidad y portabilidad.
Bueno ya que sabemos las bases y reguladores de las E.P.S. empecemos definiendo y entendiendo sus funciones.
Las E.P.S tienen como función principal el garantizar la prestación de los servicios de salud que se encuentran en el P.O.S, y tienen dos tipos de régimen el contributivo y el subsidiado, y estas son las responsables de la contratación de de la I.P.S y es la superintendencia de salud la cual define como E.P.S a las organizaciones privadas.
Como podemos ver según nos dicen este es un sistema de salud el cual funciona perfectamente, pues asegura a los habitantes del país un cubrimiento en salud, sin importar sus ingresos, ni mucho menos el lugar del país en donde se encuentre, pues nos garantiza universalidad y que todos tenemos los mismo beneficios sin importar en que tipo de régimen nos encontremos y todo esto es gracias a la ley 100 de 1993, en la cual se contempla que el trabajador hará un aporte y el estado otro para subsidiar a las personas vulnerables, o en otras palabras del dinero descontado al trabajador en base a su salario, saldrá una parte la cual va al Fosyga, que debe invertir este para cubrir la salud de la gente sin ingresos. (Régimen subsidiado).
Bueno esto a grandes rasgos no tiene ningún problema, pues no lo muestran de una manera transparente y totalmente sustentada por la legislación colombiana, pero lo que no nos muestran es la crisis detrás de todo esto, ni las deficiencias en la regulación de los dineros, lo cual aunque nos garanticen que el dinero que aportan los habitantes para la salud, tiene como destino las E.P.S ,las cuales gracias a estos van a garantizar la prestación de los servicios de salud, esto poco tiene de cierto, pues los dineros se están quedando a mitad de camino y los desfalcos a la salud se justifican con otros gastos, o simplemente nunca se da explicación a los baches en el regulación de estos.
Un ejemplo reciente en cual puede explicar la corrupción detrás del sistema de salud, es el articulo de la agencia de noticias de la Universidad Nacional el cual fue publicado el pasado 7 de septiembre titulado, “Recobros, la perversión de la salud” el cual menciona el sistema de recobros por parte del sistema del salud, y lo acusa como culpable del quiebre del mismo, y por lo cual en el mes de agosto fue expedida la resolución 3026, donde se establecen los valores de recobro de los medicamentos no incluidos en el plan de beneficios del Fosyga, y donde se señala “la libertad de precios” en la cual las E.P.S pasan la cuenta al Fosyga para que page por los medicamentos no incluidos, lo cual es denominado recobro.
Lo cual le da la libertad a la E.P.S de pasar la “factura” por el valor que desee, por ejemplo si el medicamento vale 10mil pesos, las E.P.S puede pasarle la cuenta al Fosyga por un millón de pesos para que cubra el medicamento de las personas del régimen subsidiado, lo cual deja como responsable de la quiebra del sistema de salud a la libertad de precios, y deja al descubierto la poca regulación de estas lo cual tiene como beneficiarios al sector privado detrás de estas E.P.S..
Por otro lado o mejor desde otra perspectiva esta la crisis por el quiebre del régimen subsidiado de salud, lo cual concuerda con lo anterior, pues el régimen subsidiado está a punto de colapsar, debido a que los dineros disponibles para este han tenido un destino diferente.
El pasado lunes 12 de septiembre la revista Semana publico un artículo en el que se señala la crisis del régimen subsidiado, donde esta apunta a una parálisis de la prestación del servicio, debido a la deuda que tiene el régimen subsidiado con las I.P.S, razón por la cual varias E.P.S han sido embargadas, y las I.P.S amenazan con un cese en la atención de los pacientes subsidiados.
Lo cual nos lleva a un dilema, donde esta el dinero destinado para el cubrimiento de los gastos de los servicios de salud de los subsidiados, si el dinero es girado a las E.P.S para que cubran estos costos, y por que el dinero nunca llega a las I.P.S las cuales esta prácticamente en la “calle” como consecuencia de este estancamiento en el flujo del dinero.
Bueno en mi opinión debo decir que todo esto es consecuencia de la poca o nula regulación del sistema de salud, y de un país en el cual la elite gobernante y el sector privado se está enriqueciendo a costas de sus habitantes, de un país donde no se garantizan los derechos fundamentales, muchos menos la calidad de vida y mucho menos la salud de sus habitantes, al contrario nos meten la mano al bolsillo literalmente con justificación con un tinte moralista, en donde justifican estos dineros con la creación de subsidios para las personas con menos ingresos, las cuales se puede garantizar que no han recibido un solo peso de estos subsidios.
Esta situación no puede generar mas que tristeza, pues como es posible que jueguen con el bienestar de los habitantes, como es posible que estos dineros beneficien a la elite del país, y deje como consecuencia un servicio de salud deficiente y precario, como es posible que en el país con los impuestos mas altos, y los cuales todos son destinados al sustento de las entidades públicas y sistema de salud, los hospitales y clínicas se nieguen a atender y las E.P.S se encuentren en quiebra.
La verdad me parece un poco surrealista que pase esto, pues la verdad personalmente me siento ofendida y un poco avergonzada de esta situación, pues como es posible un país que nisiquiera garantiza el derecho a la vida, pero que de puertas para afuera es un país el cual se ocupa bastante bien de sus habitantes.
La realización de este ensayo me deja muchas dudas acerca de los responsables de esta crisis, y de la efectividad de la regulación de los aportes al sistema subsidiado y me deja con una preocupación sobre el sistema de salud y su futuro, pues la verdad nadie puede garantizar que mas adelante no se produzca un colapso total y general de estas entidades, tanto públicas como privadas, tanto E.P.S como I.P.S.